lunes , 24 septiembre 2018
Almacenamiento de residuos en empresas del sector gráfico

Almacenamiento de residuos en empresas del sector gráfico

Las empresas como imprentas, fabricantes de etiquetas, serigrafías en talleres para camisetas, etcétera, emplean en su proceso productivo productos químicos como fijadores, reveladores, disolvente, tintas, productos de limpieza o aditivos.

Como consecuencia de sus procesos productivos, al final de los mismos, como en cualquier empresa, se produce una determinada cantidad de residuos que es preciso almacenar correctamente, incluso si se trata de pequeñas cantidades.

Una manera sencilla de evitar derrames o pequeños vertidos en el caso de líquidos almacenados es el empleo de cubetos de retención adecuados al tipo de recipientes y tipo de peligrosidad de los residuos.

Casos prácticos reales con solución DENIOs.

Ejemplo práctico 1: Almacenamiento de residuos de bidones de 200 L y de 60 L de productos nocivos

Cubetos para el almacenamiento de residuos en imprenta

Cubetos para el almacenamiento de residuos en imprenta

En este caso debemos de colocar un cubeto de retención con al menos 200 L de capacidad de retención para que en caso de una rotura o derrame de uno de los recipientes de mayor tamaño podamos recoger el total del líquido de su interior.

En todos los casos los cubetos se aconseja tengan una capacidad de carga probada superior a la cantidad de kilos almacenados.

Ya que el tipo de recipientes es de un tamaño considerable es muy aconsejable que el cubeto de retención disponga de rejilla, para colocar sobre ella los recipientes y no invadir el espacio reservado para la recolección del líquido en caso de derrame.

Además, para facilitar el transporte del cubeto para proceder a su vaciado o limpieza, o incluso para moverlo a otra zona de la planta se aconseja una versión con patas que permitan acceder por la parte inferior con una transpaleta o con una carretilla elevadora y de este modo manejarlo fácilmente.

Ejemplo 2: Almacenamiento de garrafas de 25 L de productos inflamables

En este caso, además de tener en cuenta los requisitos en cuanto a capacidad de carga y capacidad de retención anteriormente comentados, es preciso tener en cuenta el riesgo intrínseco del líquido almacenado.

Cubeto de acero para inflamables para empresas del sector gráfico

Cubeto de acero para inflamables para empresas del sector gráfico

Un producto inflamable es susceptible de arder en caso de que las condiciones de almacenamiento no sean adecuadas. Se recomienda utilizar cubetos de retención en acero para evitar la acumulación de energía electrostática en la superficie de los mismos, y se recomienda además ponerlos a tierra mediante picas o pinzas de puesta a tierra.

Pinzas de puesta a tierra para evitar accidentes

Pinzas de puesta a tierra para evitar accidentes

Ejemplo 3: Almacenamiento de bidones de 50 L y pequeños recipientes

En este caso, los productos almacenados están en recipientes de muy diferentes tamaños. Es preciso que el cubeto de retención sea capaz de contener el total del volumen del mayor de los recipientes.

Además el recipiente se almacena tumbado, por lo que es mucho más fácil un derrame por haber dejado el recipiente mal cerrado, tapón o grifo en mal estado.

En el ejemplo mostrado, los productos son inflamables pero además son corrosivos y la Ficha de datos de seguridad indica que el material aconsejado para su almacenamiento es el polietileno.

Con este tipo de problemas en los que la Ficha de datos de seguridad indica incompatibilidades del líquido con algunos productos es preciso siempre seguir las indicaciones de la Ficha.

Si es posible en este caso lo más adecuado sería un cubeto de polietileno con conductividad eléctrica.

Cubeto en los puestos de trabajo con sustancias peligrosas

Cubeto en los puestos de trabajo con sustancias peligrosas

Y por supuesto tenemos también grandes soluciones como nuestros almacenes para productos químicos.

Ante cualquier duda o para un asesoramiento personalizado con su proyecto no dude en consultarnos.

Un comentario

Deja un Comentario