lunes , 24 junio 2019
Almacenamiento de plástico y prevención de incendios

Almacenamiento de plástico y prevención de incendios

28/6/13. ABCdeSevilla. Un incendio en Utrera destroza más de 5000 metros cuadrados de plástico y de papel

Carga de fuego o carga combustible

Se define como carga de fuego o carga combustible, a la cantidad calorífica promedio resultante de la combustión de los materiales combustibles de un sector de incendio.

Indirectamente la carga de fuego es un indicador de la magnitud del riesgo de incendio que posee un sitio. Este valor es de gran importancia al momento de determinar las protecciones en materia de detección y control de incendios, como también las características constructivas de la edificación a construir o modificar

Los materiales como plástico, papeles, etc. se caracterizan por su alta carga combustible.

Riesgo de incendio y/o explosión con el plástico

Almacenamiento APQ, de plástico y productos químicos a medida

Almacenamiento APQ, de plástico y productos químicos, soluciones individuales

Todas las materias plásticas de mayor difusión son combustibles; sin embargo, existen importantes diferencias cuando se trata de una fuente de calor pequeña, así como en cuanto a la velocidad de propagación de las llamas durante la primera fase del incendio.

Los artículos termoplásticos tienden a fundirse cuando se calientan.
El resultado puede ser doble:

  • o bien parte del combustible se aleja de la fuente de ignición
  • o bien el fuego se propaga por medio del goteo de llama.

Los artículos de plástico termoendurecible tienden a conservar su forma cuando se calientan.

Los puntos peligrosos y causas de incendio:

  • Todos los almacenes en general, dado el alto nivel de carga térmica.
  • Sección de hornos, por el riesgo de explosiones.
  • Las secciones de barnizado y pintado y los lugares donde se utilizan disolventes y colas , por el carácter inflamable
  • de las sustancias empleadas..
  • Las explosiones de mezclas de vapor inflamable y aire se producen más frecuentemente cuando la mezcla se encuentra confinada en espacios reducidos, tales como recipientes, depósitos, habitaciones o edificios.
  • Los puntos de carga de baterías de carretillas eléctricas constituyen un elemento de riesgo ya que durante la descarga puede desprenderse hidrógeno, que en zonas no suficientemente ventiladas podría ocasionar una explosión.
  • Deben considerarse también los casos específicos de aquellas fábricas donde se lleva a cabo otro tipo de procesos paralelos, tales como las fábricas de juguetes, donde a los riesgos generales relacionados con la transformación de plásticos hay que añadir el derivado de materiales, tales como telas, rellenos de muñecos, etc.

Medidas de prevención con los plásticos

Orden y limpieza

  • Extremar las medidas de orden y limpieza en las áreas de embalaje y desembalaje y almacenes.
  • Delimitación en el suelo de zonas de almacenamiento; observando lo prescrito en cuanto a dimensiones limite, la identificación, la incompatibilidad de productos, e instalando papeleras, contenedores metálicos con tapa, etc.
  • Correcta ubicación de productos de especial peligrosidad (tóxicos, corrosivos o inflamables), siempre en zonas específicas y sectorizadas.
  • Evitar apilamiento mercancías combustibles cerca de calefactores, luminarias y equipos eléctricos.
  • Limpieza periódica de derrames de aceites en las maquinarias y en hornos.
  • Mantenimiento de los equipos e instalaciones, en especial sistemas eléctrico, calderas, máquinas de moldeo,
  • mediante programas adecuados de mantenimiento preventivo y predictivo.

Vigilancia y control:

  • Establecer revisiones e inspecciones periódicas para la corrección de situaciones anómalas, con especial atención a los almacenes.
  • Control de fumadores : mediante prohibición señalizada, y lugares específicos autorizados y acondicionados.
  • Corte y soldadura : Establecer protocolo de trabajos en caliente.
  • Carretillas elevadoras industriales : Todas las operaciones para repostar combustible en carretillas diesel deberán realizarse fuera del edificio. Las recarga de las baterías de las carretillas eléctricas se realizará en zonas adecuadamente ventiladas, preferiblemente en el exterior.
  • Instalación eléctrica antideflagrante en zonas con presencia de vapores combustibles y explosivos.
  • Caída de rayos : Instalación de pararrayos con la adecuada cobertura, con independencia de la frecuencia histórica de caída de rayos de la zona.

Medidas de precaución para tomar con los plásticos

Almacen transitable con resistencia al Fuego

Almacen transitable con resistencia al Fuego

Debido a la gran carga de fuego existente en este tipo de industrias y a la naturaleza inflamable de los productos presentes en ellas, los incendios en este tipo de edificios, si no pueden ser controlados en su fase inicial, tienden a ser muy severos.

Por otra parte, debe considerarse no sólo la destrucción debida al fuego, sino también la debida a humo, corrosión, agua de extinción y colapso de estructuras.

Así pues, las medidas de protección deben ir dirigidas a detectar y extinguir el incendio en su fase de conato o, si esto no es posible, contener el mismo en un área limitada, mediante una adecuada sectorización.

Conviene señalar que, a partir de la entrada en vigor del nuevo Reglamento de Seguridad Contra Incendios en Establecimientos Industriales, R.D. 2267/2004 (en adelante RSCIEI), hay una serie de requisitos que son obligatorios para las industrias en función de su nivel de riesgo intrínseco y su ubicación respecto a otros establecimientos y otros parámetros como la superficie.

No obstante lo exigido por el RSCIEI, se indican a continuación los aspectos más críticos en relación con las medidas de protección pasiva y activa.

Medidas de protección pasiva

  • Estabilidad al fuego de la estructura: el mínimo valor recomendable, en el caso de que existan rociadores es EF-30, para asegurar la total evacuación del personal. Si el edificio no dispone de rociadores, existe detección y hay bomberos en la proximidad, puede aceptarse EF-90. En cualquier caso, la estructura metálica sin proteger no alcanza estos valores, siendo preferible el empleo de estructura portante de hormigón.

Sectorización: Se deberán formar sectores de incendio independientes, que cumplan con lo establecido en el RSCIEI, teniendo en cuenta que:

  • Los muros de compartimentación se prolongarán, al menos, 1 m por encima de la cubierta del edificio.
  • Los huecos de paso de los muros deben estar protegidos mediante puertas de accionamiento automático resistentes al fuego.
  • Se indica a continuación el orden de prioridad, en la independización de secciones, en función del grado de peligrosidad,

concentración de valores y orden de importancia dentro del proceso de producción, en virtud no sólo de disminuir los
daños ocasionados, sino también de reducir al mínimo el tiempo posible
de inactividad de la empresa.

Este orden sería el siguiente:

  • l Almacén de moldes, modelos y matrices.
  • l Almacén de productos terminados.
  • l Almacén de materias primas y semielaborados de plástico.
  • l Almacén de embalajes y etiquetas.
  • l Matricería.
  • l Resto zonas.

Véase:

Medidas de protección activa con el almacenamiento de plástico

Con independencia de los medios de protección establecidos en el RSCIEI, conviene destacar los siguientes aspectos:

  • La importancia de disponer de un adecuado suministro de agua capaz de hacer frente a la elevada carga de fuego implícita en los productos existentes, mediante hidrantes exteriores y Bocas de Incendio equipadas (BIEs).
  • Un adecuado sistema de control y evacuación de humos dada la, en muchos casos, alta toxicidad y elevada generación de humos de los materiales implicados.
  • Detección automática: En todas las secciones de la industria, al objetos de identificar el incendio en los primeros momentos, y llevar a cabo su control cuando aun no se ha producido una extensión del mismo.
  • Rociadores automáticos: Idóneos, especialmente en las zonas de almacenes, dados los niveles de riesgo y las elevadas cargas térmicas existentes. El alto valor estratégico de los moldes aconsejan también su protección mediante rociadores automáticos.

Otras formas de protección

  • Plan de emergencia elaborado e implantado: de gran importancia de cara a combatir un fuego en etapa inicial y para facilitar la evacuación de los ocupantes.
  • Programa documentado de mantenimiento de todos las instalaciones técnicas y medios de protección contra incendios.

En la industria del plástico, el riesgo principal es el de incendio y/o explosión. En este sentido es muy importante la detección temprana del incendio y la rápida actuación frente al mismo, por lo que los sistemas de detección y alarma, así como los planes de emergencia adquieren una gran importancia.

El Reglamento de seguridad contra Incendios en establecimientos Industriales, incluso en los casos en los que no sea de obligado cumplimiento, se considera recomendable para alcanzar un grado de seguridad mínimo.

En definitiva, estamos ante una actividad con peligros relevantes que exige una adecuada aplicación de los principios básicos de la Gerencia de Riesgos, en especial de la identificación y evaluación de los riesgos para su posterior, prevención, control y minimización