domingo , 18 noviembre 2018
La NASA revela aumento de temperaturas a pesar de la desaceleración del calentamiento global

La NASA revela aumento de temperaturas a pesar de la desaceleración del calentamiento global

Es probable que las temperaturas globales sigan aumentando en las próximas décadas con la previsión de las estimaciones más altas, a pesar de las recientes publicaciones que indican una desaceleración en el ritmo del calentamiento global, según un estudio científico realizado por la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio.

El estudio trata de conciliar diferentes estimaciones que se han ido dando en la sensibilidad del clima de la tierra.

Algunos estudios estiman una baja sensibilidad climática, basada en la suposición de que las temperaturas medias globales van a responder de manera uniforme a los aumentos de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero. Sin embargo, el estudio de la NASA mostró que las temperaturas globales son más sensibles a los cambios en los aerosoles y el ozono en la atmósfera.

Esta mayor sensibilidad podría significa una consecuencia en la temperatura de forma muy rápida.

Importancia de este estudio para el cumplimiento de los objetivos internacionales climáticos

Los hallazgos del estudio podrían tener un impacto muy profundo en el conocimiento del avance sobre las reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero que necesitan los países para cumplir con un objetivo internacional de limitar el aumento de la temperatura a 2 grados Celsius (3,6 grados Fahrenheit), autor del estudio, Drew Shindell, climatólogo en el Instituto Goddard de la NASA para Estudios Espaciales en Nueva York, comentó a Bloomberg BNA.

“Me gustaría que no fuera así”, dijo Shindell en un comunicado el 11 de marzo “,”pero más vale prevenir que curar”.

Las temperaturas globales han aumentado a un ritmo de 0,12 grados C (0,22 º F) por década desde 1951, dijo la NASA. Pero desde 1998, la tasa de calentamiento se ha reducido a sólo el 0,05 C (0,09 F) por década, incluso en forma de dióxido de carbono atmosférico que  sigue aumentando.

La investigación de Shindell mostró que el clima es más sensible a las influencias en el hemisferio norte, donde la mayoría de los aerosoles de origen humano son liberados y la gran mayoría de las masas continentales de la Tierra se encuentran. La Tierra responde más rápidamente a los cambios atmosféricos que los océanos.

Este estudio fue publicado el 9 de marzo en la revista Nature Climate Change.

Deja un Comentario