jueves , 12 diciembre 2019

Medidas para la prevención de incendios de madera, pinturas y disolventes

28/6/13 La Voz de Galicia: Un incendio destruye parte de una fábrica de muebles de Cedeira
El fuego calcinó la planta alta de la nave, en el polígono de Xunqueira

La madera es combustible: se trata de carga de fuego que dificulta la extinción del incendio.

¡Pero las pinturas y disolventes son inflamables! No es lo mismo.

La APQ para la madera, pintura y disolventes

Señal Boca de incendio

Señal Boca de incendio

Las pinturas y disolventes suelen estar en el grupo de inflamables tipo B1 según la APQ. Es decir, tienen puntos de inflamación muchas veces por debajo de 38ºC.

Quiere decir que a partir de 38.º C empiezan a desprender vapores inflamables que, al mezclarse con el aire, producen atmósferas explosivas que agravan mucho el incendio.

Por eso estas sustancias deben almacenarse alejadas de cualquier fuente de incendio: Alejadas de la nave, de otras instalaciones, de otros almacenes…

Si estas distancias no se pueden cumplir, deberá preverse la resistencia al fuego (RF). Según la legislación, REI 120 minutos, para que dé tiempo a los bomberos a actuar antes de que las llamas alcancen este foco tan peligrosos.

Además, la APQ (Reglamentación de Almacenamiento de Productos Químicos) también prevé los medios de extinción que deben estar disponibles.

Si la resistencia se certifica como REI 120 minutos, los extintores serán suficientes. Véase en esta web Almacenes para productos químicos con resistencia al fuego REI 120 y una estimación de tiempos de actuación.

Pero si este aislamiento no está disponible, la empresa debería haber previsto bocas de incendio (llamadas comúnmente BIEs) y/o hidrantes.

Bocas de incendio

La instalación de bocas de incendio estará compuesta por:

  • Bocas de incendio equipadas
  • Red de tuberías de agua
  • Fuente de abastecimiento de agua.
  • Las bocas de incendio equipadas pueden ser de dos tipos: 25 ó 45 mm

Las bocas de incendio equipadas deberán situarse sobre un soporte rígido, de forma que el centro quede como máximo a una altura de 1,5 m del suelo. Se situarán preferentemente cerca de las puertas o salidas y a una distancias máxima de 5 m teniendo en cuenta que no deberán constituir obstáculo para la utilización de dichas puertas.

Los caudales mínimos serán de 6m3/h (1,6 l/s) para las bocas de 25 mm y 12 m3/h (3,3 l/s) para las bocas de 45 mm

Hidrantes de incendios

Estarán preparados para resistir las heladas y las acciones mecánicas cuando sea necesario.

Estarán situados en lugares fácilmente accesibles a los equipos del Servicio de Extinción de Incendios, debidamente señalizados y distribuidos de manera que la distancia entre ellos no sea en ningún caso superior a 80 m