martes , 7 julio 2020
Cómo almacenar lejías y desinfectantes, utilizados en la lucha contra el COVID19. Les explicamos diferentes equipos para ayudar a almacenar y manipular lejías, hipoclorito de sodio, desinfectantes, etc.

Cómo almacenar lejías y desinfectantes

Los desinfectantes (lejías, hipoclorito de sodio o similares) son un gran aliado contra el COVID19 pero muy corrosivos y tóxicos. A continuación explicamos cómo almacenar estas lejías y desinfectantes de forma más segura.

El ministerio de Sanidad, en su guía de prevención y control de la infección, explica que es necesario realizar la limpieza y desinfección de las superficies con las que ha estado en contacto el paciente y/o sus secreciones. La limpieza y desinfección se realizará con un desinfectante incluido en la política de limpieza y desinfección del centro sanitario. Estos virus se inactivan tras 5 minutos de contacto con desinfectantes de uso por el público en general, como la lejía o con una solución de hipoclorito sódico que contenga 1000 ppm de cloro activo (dilución 1:50 de una lejía con concentración 40-50 gr/litro preparada recientemente).

Etiqueta de producto corrosivo

Para almacenar y manipular lejías, hipoclorito sódico, y otros desinfectantes de forma segura, debemos considerar que los materiales en los que se almacenen o los que utilicemos para limpiarlos, sean los adecuados a su nivel de corrosividad y tener en cuenta que son también contaminantes para el medio ambiente.

Mostramos a continuación tres ejemplos de productos que puede utilizar para almacenar y limpiar sus lejías o hipocloritos, aunque hay muchos modelos, escogemos tres de forma ilustrativa:

1- Cubetos de plástico

Los cubetos de plástico son especiales para sustancias agresivas o corrosivas. Están construidos en polietileno (PE) altamente resistente a los químicos. Deben asegurar su resistencia a golpes y rozaduras así como a las oscilaciones de temperatura. Deben ser fabricados asegurando su estanqueidad, es decir, por definición no pueden incorporar ni aberturas ni grifos.

Cubeto de plástico con rejilla

Aquí puede consultar más cubetos para corrosivos.

Nuestro siguiente producto que consideramos muy necesario siempre que se almacenen lejías, detergentes o desinfectantes es:

2- Absorbentes para corrosivos

Bayetas o trapos absorbentes especiales para limpiar derrames de productos corrosivos como lejías, cloro, o hipoclorito de sodio.

Distintos desinfectantes que deben ser utilizados para desinfectar puestos de trabajo después de cada uso. Estos absorbentes están especialmente diseñados para recoger líquidos muy agresivos, son químicamente inertes.

Su presentación puede ir en cajas dispensadoras, rollos, set de emergencia, gusanos, cojines, etc.

Los absorbentes de esta calidad suponen un importante ahorro en la gestión de residuos y una mayor eficiencia que el uso de otros absorbentes tradicionales granulados.

Aquí puede ver una comparativa entre trapos de limpieza y absorbentes industriales.


Absorbente especial DENIOS

y, a continuación, nuestro producto más recomendado:

3- Armarios para corrosivos

Los armarios PolyStore son especialmente diseñados para guardar productos de limpieza y desinfección que son altamente corrosivos. Deben incorporar cubetos de plástico que evitan que todo el armario se ensucie en caso de daños o derrames. Estos cubetos se sacan con facilidad para limpiarlos.

Armario para desinfectantes DENIOS

Aquí puede consultar otros modelos de armarios que serviran para saber cómo almacenar lejías y desinfectantes de forma segura.

Más en el blog:

Riestos químicos en el sector de la limpieza

Deja un Comentario