miércoles , 17 julio 2019

Incendio en una empresa de almacenamiento de cauchos

A falta de hacer números, el propietario de la empresa de cauchos y sílices  ya se echaba ayer las manos a la cabeza. Un aparatoso incendio redujo a cenizas una de las naves ubicadas en las instalaciones de esta empresa, ubicada en el polígono industrial de Fortuna y dedicada al almacenamiento y venta de caucho, a la que el fuego pilló cerrada por vacaciones. A falta de los resultados de la investigación que ya ha iniciado la Guardia Civil, todo apunta a que el fuego se pudo originar de forma fortuita.

(…)

El almacenamiento de cauchos en la empresa dificultó bastante las tareas de los bomberos, ya que éste es un material de difícil extinción. El fuego originó que las llamas sobresaliesen hasta diez metros por encima de la nave. Gracias a que la empresa estaba delimitada en cuatro sectores, -para adecuarse a la nueva normativa en materia de incendios y su sectorización-, las llamas solo afectaron a uno de ellos.

Una vez más un accidente fortuito es la causa de un incendio.  Como hemos dicho más de una vez en DENIOS la seguridad y el correcto almacenaje hará que todo quede en perdidas materiales pero sin daños extra ni tragedias personales que lamentar.

Almacenamiento de cauchos

Incendio almacenamiento de cauchos - Foto de LaVerdad.es

Incendio almacenamiento de cauchos – Foto de LaVerdad.es

Lo más importante de esta empresa es que almacenaban caucho, un material combustible que en caso de incendio arde con mucha facilidad, por lo que habrá ayudado a que se propague fácilmente el incendio. Este material además genera esa nube de humo negra tan característica que se ve en las imágenes y en las fotos.

Los materiales inflamables avivan los incendios y ese es el motivo por el que hay que aislarlos de otras instalaciones, bien mediante distancias de seguridad o mediante almacenes resistentes al fuego en caso de no existir dichas distancias.

Como queda dicho en la propia narración de la noticia la dificultad de apagar un material tan combustible una vez se ha producido el fuego y menos mal que como indica la información la empresa cumplía la legislación sobre la delimitación de seguridad:

“El almacenamiento de cauchos en la empresa dificultó bastante las tareas de los bomberos, ya que éste es un material de difícil extinción”

Gracias a que la empresa estaba delimitada en cuatro sectores, -para adecuarse a la nueva normativa en materia de incendios y su sectorización-, las llamas solo afectaron a uno de ellos”

Como siempre decimos en DENIOS el cumplimiento máximo de la seguridad no ha de ser solo porque obliga la legislación sino porque nadie esta exento de accidentes del tipo que sea y cuando esto ocurre todas las precauciones que se hayan tomado parecerán pocas, y DENIOS siempre aconseja por una seguridad máxima con respecto al tipo de materiales que se estén almacenando.

2 Comentarios

Deja un Comentario